Lugares de Interés

Un remanso histórico en el corazón de Madrid

Jardín del Príncipe de Anglona

Joya verde abierta a todos

Antes un espacio exclusivo para los poderosos residentes del palacio, hoy, el Jardín del Príncipe de Anglona se erige como una joya verde en Madrid, abierta para el disfrute de todos. Creado alrededor de 1750, este sitio representa uno de los pocos jardines nobiliarios del siglo XVIII que aún se conservan en la ciudad.

El Jardín Secreto de Salvador Bachiller: Un Refugio Urbano en Madrid

Un diseño que trasciende el tiempo

El diseño actual del jardín, que conocemos gracias a la labor de Javier de Winthuysen en 1920, destaca por su estructura neoclásica y elementos de jardinería de gran importancia en España. La última restauración, llevada a cabo en 2002 por la paisajista Lucía Serredi, ha permitido que el jardín mantenga su esplendor y continúe siendo un refugio para los amantes de la naturaleza urbana.

Jardín del Príncipe de Anglona

Estructura clásica y detalles modernos

El Jardín del Príncipe de Anglona se extiende sobre aproximadamente 800 metros cuadrados y sigue un trazado neoclásico. Está estructurado a partir de un parterre en crucero, delineado por setos bajos de boj. Aunque la fuente original de mármol blanco ha sido reemplazada por una más moderna de piedra lustrosa, el jardín sigue ofreciendo un espacio de serenidad con varios bancos desde donde admirar la tranquilidad del lugar.

Parque de la Quinta de La Fuente del Berro, La joya verde menos conocida de Madrid

Un enclave secreto en la ciudad

Pese a su ubicación central, el jardín permanece como un tesoro escondido detrás de altas tapias, en la parte baja de la Plaza de la Paja. Es especialmente notable su estructura colgante sobre un terraplén artificial, que sortea el desnivel de la Calle de Segovia, ofreciendo vistas privilegiadas y un escape inesperado del bullicio urbano.

Jardín del Príncipe de Anglona

Historia y legado

El adyacente Palacio de Anglona, construido originalmente en el siglo XVII y residencia de ilustres cortesanos, hoy alberga un restaurante de renombre que ofrece cocina creativa. El jardín, junto al palacio, no solo sirve como testimonio del pasado aristocrático de Madrid sino también como un punto de encuentro cultural y turístico en el moderno barrio de La Latina.

Oasiz Madrid: una revolución en el concepto de centros comerciales

Conservación y gestión

El Ayuntamiento de Madrid, encargado de la gestión, mantenimiento y conservación del Jardín del Príncipe de Anglona, ha jugado un papel crucial en su preservación. La transferencia del jardín al dominio público en 1978 marcó el inicio de una serie de esfuerzos restaurativos que culminaron con su apertura en 2002, permitiendo que este espacio histórico se integrara plenamente en la vida de la ciudad.

Jardín del Príncipe de Anglona

Un refugio de biodiversidad

Además de su estructura y diseño, el jardín alberga una diversidad de plantas y árboles que añaden a su valor ecológico y estético. Los visitantes pueden disfrutar de parterres delicadamente cuidados y una variada colección de especies botánicas que florecen a lo largo de las estaciones, proporcionando un espectáculo cambiante y vibrante.

Un futuro sostenible

Mirando hacia el futuro, el Jardín del Príncipe de Anglona no solo se preserva como un recuerdo del pasado, sino que continúa evolucionando con iniciativas que fomentan la sostenibilidad y el disfrute público. Es un ejemplo claro de cómo los espacios históricos pueden adaptarse y florecer en el corazón de una metrópoli moderna.

En resumen, el Jardín del Príncipe de Anglona no es solo un fragmento de historia conservado; es un espacio vivo que invita a madrileños y visitantes a compartir en su belleza y tranquilidad, demostrando cómo los espacios verdes pueden enriquecer el tejido urbano de una capital europea.