Cronica de Madrid

La lucha de Madrid contra los vehículos abandonados en la vía pública

El Ayuntamiento retiró en 2023 cerca de 1.200 vehículos abandonados en la vía pública

El Ayuntamiento de Madrid ha redoblado sus esfuerzos para mantener las calles libres de vehículos abandonados, una problemática que afecta la seguridad y la estética de la ciudad. En 2023, se retiraron cerca de 1.200 vehículos abandonados en la vía pública, consolidando una tendencia al alza en la recuperación de espacios públicos y en la mejora de la calidad de vida de los madrileños.

El desafío de los vehículos abandonados

El delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, junto con el gerente de EMT Madrid, Alfonso Sánchez, supervisaron recientemente una operación de retirada de vehículos abandonados. Estos vehículos, además de ocupar espacio que podría ser utilizado para aparcamiento, presentan riesgos de seguridad e insalubridad. Los agentes de movilidad del Ayuntamiento de Madrid juegan un papel crucial en esta labor, coordinando con la Empresa Municipal de Transportes (EMT) para asegurar que los vehículos sean retirados de manera eficiente.

El Ayuntamiento retiró en 2023 cerca de 1.200 vehículos abandonados en la vía pública

Resultados y comparativas

Durante el año pasado, se retiraron 1.162 vehículos abandonados, una cifra ligeramente superior a la de 2022, cuando se retiraron 1.140 vehículos. Esta pequeña pero significativa subida del 1,93 % refleja el éxito de las campañas de inspección y los avisos ciudadanos, que han sido fundamentales para identificar y gestionar estos vehículos.

En total, en los últimos tres años se han recuperado más de 3.000 plazas de aparcamiento gracias a estas actuaciones, lo que demuestra el impacto positivo de este programa en la comunidad.

Un impulso verde para madrid: nuevas ayudas para renovar vehículos y calderas

El papel de los vecinos

La colaboración ciudadana es esencial en este proceso. El 98 % de los avisos sobre vehículos abandonados proviene de los propios vecinos, que informan al Ayuntamiento sobre la ubicación y el estado de estos vehículos. Las causas más comunes para el abandono incluyen situaciones familiares complicadas, como herederos que no pueden hacerse cargo de los vehículos, propietarios que se han trasladado a otros países o vehículos accidentados cuyo coste de reparación es demasiado alto. También hay casos de personas mayores que ya no usan el coche pero esperan transferirlo a sus nietos cuando cumplan la mayoría de edad.

Distribución de los vehículos abandonados por distritos

Los distritos de Puente de Vallecas y Villaverde son los más afectados, con 450 vehículos abandonados en los últimos tres años. Les siguen Villa de Vallecas, Tetuán, Centro y Salamanca. Estos datos muestran que el abandono de vehículos es un problema extendido en diversas áreas de la ciudad, requiriendo una atención constante y coordinada.

Mejoras en la movilidad urbana: nuevos semáforos para El Cañaveral y Valdebebas

Protocolos de actuación

El Ayuntamiento ha establecido protocolos específicos para la retirada de vehículos abandonados. Existen dos tipos de procedimientos: uno habitual y otro de urgencia.

El protocolo de urgencia se activa cuando un vehículo, además de estar abandonado, representa un riesgo significativo debido a su ubicación o estado de deterioro. En estos casos, se solicita la retirada inmediata del vehículo por parte de una grúa de EMT Madrid. Una vez trasladado al depósito municipal, el propietario tiene dos meses para reclamar el vehículo antes de que sea achatarrado.

El protocolo habitual implica una serie de pasos más detallados. Los agentes de movilidad levantan un Acta de Inicio y un Acta de Permanencia, notificando al propietario sobre la necesidad de retirar el vehículo. Si, tras un mes, el vehículo sigue sin ser retirado, se procede a su traslado al depósito municipal, donde se le da un plazo adicional de dos meses antes de su destrucción.

Costes asociados a la retirada

Abandonar un vehículo no solo implica una pérdida para el propietario, sino también costos significativos. La tasa municipal por la utilización de la grúa para retirar el vehículo es de 147,55 euros, con un coste adicional de 68 euros si el vehículo se encuentra en la periferia. Además, por cada día que el vehículo permanezca en el depósito, se añaden 19,20 euros, hasta un máximo de 60 días, tras los cuales el vehículo será achatarrado.

Para vehículos más grandes como furgonetas, camiones o tractores, las tarifas son más altas, reflejando el mayor esfuerzo requerido para su retirada y almacenamiento.

Un llamado a la responsabilidad ciudadana

El Ayuntamiento de Madrid hace un llamado a los ciudadanos para que eviten abandonar sus vehículos en la vía pública. Esta práctica no solo tiene un impacto negativo en la comunidad, sino que también implica costos elevados para los propietarios. Mantener la ciudad limpia y segura es una responsabilidad compartida, y cada acción cuenta para lograr este objetivo.

En conclusión, la retirada de vehículos abandonados es una labor esencial que mejora la seguridad, la estética y la funcionalidad de las calles de Madrid. Con la colaboración de los vecinos y la eficacia de los protocolos establecidos, el Ayuntamiento continúa trabajando para hacer de Madrid una ciudad mejor para todos.